Saltar Menú e ir a contenido de la página
Accesabilidad Universal
Reducir texto
Aumentar texto
Contraste


La presente Cuenta Pública del Ministerio de Desarrollo Social y Familia nos encuentra en una doble coyuntura. Por una parte, como país y sociedad, enfrentados a una crisis sanitaria que ha ramificado sus implicancias a ámbitos de la economía, la seguridad alimentaria y las condiciones de vida no solo de los sectores más vulnerables de la población, sino también de importantes capas de la clase media. Por otra parte, como ministerio, redoblando nuestro trabajo para ir en apoyo de estas personas y de sus familias, asumiendo este desafío como un deber necesario e ineludible.

Nuestro trabajo no se perfila como una alternativa. No existe alternativa posible frente al deber de poner nuevamente a nuestro país de pie, ofreciendo a los chilenos, chilenas y extranjeros residentes que así lo requieran una serie de ayudas sociales que vayan en favor suyo. Nuestro Gobierno así lo ha entendido desde el primer momento y por eso el Presidente Sebastián Piñera nos ha exigido como ministerio liderar la implementación de una serie de políticas públicas que sean un apoyo significativo para las personas.

Fieles a este deber, desde las funciones que cada hombre y mujer que trabaja en nuestro Ministerio de Desarrollo Social y Familia, estamos contribuyendo a construir un país más justo y solidario. No nos sabemos débiles, ni aislados, ni desesperanzados. Por el contrario, puestos en esta difícil coyuntura, nos reconocemos como parte de un gran equipo de trabajo que, anteponiendo horas a nuestras familias e intereses particulares, trabajamos día a día con la convicción de que lograremos hacer de Chile un mejor país.


Karla Rubilar Barahona

Ministra Desarrollo Social y Familia