Saltar Menú e ir a contenido de la página
Accesabilidad Universal
Reducir texto
Aumentar texto
Contraste

Ministerio de Desarrollo Social

Menú móvil

Ministerio de Desarrollo Social

Gobierno de Chile

Menú Principal
La autoridad participó en el primer Summit de la Universidad de los Andes, donde puntualizó que “Chile necesita la colaboración de todos, y algo que aparece con mucha fuerza en la pandemia es que el Estado no puede hacerlo solo”.
miércoles 14 de octubre, 2020

Ministra Karla Rubilar destacó los desafíos de la Cooperación Público-Privada en encuentro organizado por la U. de los Andes

La autoridad participó en el primer Summit de la Universidad de los Andes, donde puntualizó que “Chile necesita la colaboración de todos, y algo que aparece con mucha fuerza en la pandemia es que el Estado no puede hacerlo solo”.

Santiago, miércoles 14 de octubre de 2020-. Este miércoles la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar participó en un encuentro organizado por ESE Business School de la Universidad de los Andes, orientado a la creación de un centro que incentive la filantropía y mejores prácticas en la inversión social en Chile.

En la actividad que se llevó a cabo en formato online, la ministra se refirió a los desafíos de la cooperación público-privada en la inversión social de un Chile post pandemia, recalcando que “hoy es más relevante que nunca la cooperación y la colaboración, ya que la forma de trabajar todos unidos nos entrega mejores resultados”. Apuntó que “todavía estamos en medio del Covid-19, hay mucho que enfrentar, todavía no sabemos si la vacuna va a ser efectiva o si va a llegar pronto y mientras esas respuestas no estén, tenemos que entender que no estamos saliendo del Covid, estamos saliendo con Covid y eso es muy relevante para entender que los desafíos siguen presente todavía en Chile”.

Al respecto, la autoridad se refirió al Chile que mostró la pandemia, precisando que “llegó en una profunda crisis de cohesión social, nos encontramos con un Chile empobrecido, donde sin lugar a dudas aparece con mucha fuerza una clase media de cristal, y el fantasma de una pobreza que hoy toma mayor relevancia. En ese contexto, nos planteamos como desafío que Chile necesita la colaboración de todos, y algo que aparece con mucha fuerza en la pandemia es que el Estado tampoco es suficiente, no puede hacerlo solo”.

En ese sentido, la ministra destacó el rol que cumplen las organizaciones de la sociedad civil en este proceso, valorando que “se anticipan al Estado en la solución y visibilizan temáticas de interés público, tienen capacidad innovadora, sentido de pertinencia, desarrollan ideas innovadoras, además movilizan recursos para destinarlos hacia el bien común, aportan para generar cambios a nivel cultural y de políticas públicas, y además generan confianza en los chilenos”.

Para recalcar el apoyo de la cooperación público privada en pandemia, la ministra relató una de las experiencias altamente exitosas y de la que dijo sentirse orgullosa “es de la estrategia de apoyo para los Centros de Larga Estadía para los Adultos Mayores, donde se forma esta cooperación público-privada, esta red de protección social donde está el Gobierno, privados, la sociedad civil. Con esta práctica de colaboración, que debiera permanecer en el tiempo y no solamente en pandemia, fuimos capaces de movilizar recursos, más de 5 mil millones de pesos aportados por privados, movilizamos experiencia y capacidad del Estado y además ver cómo la ejecución de la sociedad permite que hagamos cambios importantes”.

En la reflexión, la ministra de Desarrollo Social y Familia,  señaló que “este ministerio debe ser la gran puerta de entrada a las soluciones del Estado y la sociedad civil es la gran puerta de entrada a las soluciones de quienes no son parte del Estado y en conjunto entregar una respuesta siempre”.

Al finalizar la autoridad recalcó que “no queremos que se quede gente atrás, porque la crisis profunda de cohesión social y confianzas tiene que ver con eso y solo la vamos a revertir si trabajamos todos unidos, entendiendo que en la diversidad también hay un valor, entendiendo en que pensar diferente no es un problema, puede ser una tremenda oportunidad y entendiendo también que cada uno de nosotros con nuestras competencias y habilidades somos fundamentales para que en el engranaje, todos nos movamos por Chile”.